La vitamina C o Acido Ascórbico

Publicado en por quine

  

 

La vitamina C o Acido Ascórbico es un nutriente soluble en agua que el cuerpo no fabrica, así que la Vitamina C debe tomarse a diario para mantener los niveles que el organismo requiere.

 

Aunque se puede tomar en forma natural a través de los alimentos que la contienen, también puede ingerirse como suplemento.

 

La vitamina C se encuentra en cantidades significativas en los vegetales, las frutas y los órganos de animales como el riñón, el hígado y el cerebro. Sin embargo durante el almacenamiento y la cocción de los alimentos se pierde esta vitamina.

 

·         Dado que la vitamina C tiene muchas propiedades, se ha usado clínicamente para la prevención y tratamiento de la gripa, además de que produce respuestas inmunológicas positivas para luchar contra las bacterias y los virus.

·         A raíz de investigaciones, la vitamina C ha sido usada como antioxidante y para fortalecer el sistema inmunológico. Además de que puede ayudar en la prevención y tratamiento de infecciones y otras enfermedades.

·         Debido a su papel en la inmunidad, su efecto antioxidante, su apoyo suprarrenal  y probablemente su habilidad para hacer a los tejidos.

·         La vitamina C es vital para producir y mantener el colágeno en la piel, así como para curar más rápidamente las heridas. Además es utilizada por algunos médicos para ayudar en problemas de envejecimiento prematuro, quemaduras, fracturas, ulceraciones de la piel y antes y después de una operación.

·         La vitamina C es un antioxidante. Por medio de esta función ayuda a prevenir la oxidación de las moléculas solubles al agua, que pueden crear radicales libres que generan daños celulares y enfermedades.

·         La vitamina C es usada también para ayudar en el proceso de rehabilitación de adicciones  a drogas como substancias y narcóticos, alcohol, nicotina, cafeína y hasta azúcar (de los cuales son muy comunes los excesos y adicciones).

·         La vitamina C es un laxante natural que ayuda en los problemas de constipación.  De hecho, el principal efecto secundario de tomar mucha vitamina C es la diarrea.

·         Para los casos de anemia, la vitamina C ayuda a absorber el hierro tan necesario del tracto gastrointestinal.

·         En la diabetes se debe controlar la ingesta de azucares, pero no hay evidencia clara de que el uso regular de la vitamina C sola ayude a prevenirla.

·         La vitamina C probablemente juega un rol en la prevención y tratamiento de arteriosclerosis  reduciendo el riesgo de enfermedades del corazón y sus fatales consecuencias.  Se ha utilizado para reducir la agregación plaquetaria, un factor importante para reducir la formación de plaquetas y coágulos. 

·         La vitamina C puede ayudar en algunos casos de infertilidad causados por la aglutinación de esperma, lo cual reduce su función.

·         La vitamina C protege la dentina y ayuda a la formación de colágeno en los tejidos, está también involucrada en el metabolismo de los aminoácidos y ayuda a asimilar el hiero, el calcio y el folato.

·         La vitamina C te protege contra las cataratas, un problema de la vista que afecta a casi la mitad de americanos entre 75 y 85 años.  Existen algunos reportes preliminares de que el ácido ascórbico puede ayudar a prevenir la formación de cataratas (probablemente por su efecto antioxidante) y puede ser útil en la prevención y tratamiento del glaucoma.

·         Existe un gran número de usos clínicos y nutricionales del ácido ascórbico en su variedad de suplementos disponibles. Por ejemplo para el tratamiento del cáncer, el cual es controversial, probablemente por la seriedad de la enfermedad y las políticas dentro del ambiente médico.

 

 

Etiquetado en Salud

Para estar informado de los últimos artículos, suscríbase:
Comentar este post